Clicky

El periodismo es una forma que tiene la sociedad para lidiar con la realidad. Con su realidad. El periodismo es su manera de contar lo que sucede, de analizar por qué sucede y de contemplar las posibles consecuencias. Pero hay veces que el hecho periodístico supera todo lo esperado y tiene ribetes que superan la realidad.

Allí es cuando esa realidad, sorprendente, inesperada e increíble, supera la ficción y no hay demasiados análisis por realizar, ya que lo que tenemos frente a nuestros ojos es algo totalmente fuera de lo común. Y con el auge de las redes sociales y la posibilidad de que cada persona es un periodista en potencia por tener siempre a mano un aparato electrónico capaz de filmar y difundir a todo el mundo las imágenes registradas, estas noticias increíbles se hacen cada vez más frecuentes.

Accidentes, delitos en la vía pública, apariciones extrañas, situaciones hilarantes… en los últimos tiempos estos hechos han comenzado a ganarle terreno a las “noticias tradicionales” en los medios periodísticos. Programas de TV y sitios de internet le dedican cada vez más minutos y espacios a estas noticias que por su realismo son más consumidas que otros hechos más comunes.

Pero hay situaciones que superan lo imaginable y entran en el campo de lo bizarro. Son videos que se viralizan rápidamente ya que su contenido gráfico es tan intenso que no hace falta demasiadas palabras para describir lo que sucede, por lo que la barrera idiomática de hecho no es ninguna barrera en absoluto.

Un caso muy puntual es el video que veremos a continuación. La filmación de esta chica con un increíble caso de pediculosis supera la ficción, ya que lo que se puede ver es algo totalmente asombroso.

Cómo tratarlas

A estas noticias increíbles hay que manejarlas de una manera especial. Si bien es cierto que su alcance puede resultar insospechado, lo cierto es que al fin y al cabo no tienen demasiada injerencia en lo que puede pasar en el “mundo real”. Es decir, el video que acabamos de ver no resulta más importante que el pronóstico del clima o el informe del tránsito, factores que sí inciden en nuestra vida cotidiana. Por eso, el periodista debe tratarlos con mucho tacto y se recomienda dejar el sensacionalismo un poco de lado.