Clicky

Luego de varios incidentes que han mantenido de tensión en Ferguson, y en todo Estados Unidos, finalmente se dio a conocer el nombre del oficial implicado en la muerte de Michael Brown, un joven afroamericano de 18 años.

El capitán de la policía local Thomas Jackson, informó en una rueda de presa que se trata de Michael Brown, un agente que se ha desempeñado en el departamento durante seis años. No se específico la raza de este oficial, que todos suponen que es blanco y que habría sido el detonante de los reclamos sobre el racismo en esta localidad.

El nombre de este oficial no fue develado, posiblemente con el fin de proteger su integridad, y sobre todo la de su familia y amigos. Pero finalmente se cedió ante las presiones mayoritarias y se dio a conocer.

Entre las medidas que esperan que atenúen los ánimos de la población, el gobernador del estado Jay Nixon, nombró recientemente como capitán de la policía de Ferguson a un oficial de color.

Los diversos disturbios dieron como resultado decenas de arrestos, saqueos y vandalismo en la ciudad. Es la crisis de un municipio cuya población es mayormente negra, y que clama que es continuamente perseguida por la minoría blanca. Los reclamos desgarradores siguen abogando por justicia para el joven Michael.

Dicho reclamo se ha extendido también a otras ciudades de Saint Louis, por parte de organizaciones de derechos civiles. Reclaman que la policía pone excesiva atención en las personas de color, y que las contrataciones de oficiales siguen siendo favorables para el personal blanco.

La muerte de Michael Brown, aún debe ser aclara ante la ley, mediante un proceso que se espera arroje la luz sobre este hecho particular. Sin embargo, el problema subyace en algo más que el deceso de este joven. En realidad radica en problema raciales que no han sido superados, en un país grande y dividido.