Clicky

A veces el cine nos inspira para realizar hazañas en la vida real. Pero si deja de ser inspiración para que hagamos una imitación, todo puede complicarse. Un hombre canadiense hizo todo lo posible para hacer de la película de Pixar “Up” una hermosa realidad: despegó en el jardín de su casa y se elevó por los cielos, sentado en una silla a la que había atado más de 100 globos de helio de diferentes colores.

Daniel Boria pensó en esta hazaña para promocionar su empresa “All Clean Natural”. Después de flotar a gran altura, y de sufrir algunos imperfectos climáticos, Boria tuvo que abandonar su nave de globos para lanzarse en paracaídas, sufriendo algunas lesiones menores. Al parecer, no todo resultó como en la película, pues la policía lamentablemente lo acusó de vandalismo.

Su arriesgada maniobra valió un arresto de la policía local por considerar que estaba poniendo en riesgo su vida. Tras ganar altura, fue encontrado 65 kilómetros al sur de la ciudad, donde había aterrizado en paracaídas, terminando además con un tobillo lesionado. Los uniformados, en tanto, lo liberaron previo pago de una multa de 1.200 dólares norteamericanos. Además quedó citado a un tribunal para el próximo 13 de julio. “Fue una experiencia surrealista”, sostuvo posteriormente Boria al diario Calgary Sun. Y no descartó ir por la revancha en pocos días. ¿Loco o valiente?