Clicky

El ex técnico de la CIA, apareció en la portada de la revista Wired abrazando a la bandera de los Estados Unidos. Declaró que está dispuesto a ir a la cárcel en su país de origen, si eso sirve para hacer lo que es correcto.

Edward Snowden, concedió una entrevista a esta revista en Rusia, país en el que aún que finalmente le ha dado el asilo, pero en el cual está perfectamente bien, llevando una vida tranquila.

También dejó claro a los entrevistadores que la gente aún no le importaba lo que le pasase a él. Dijo que no podía permitir que la ley se convirtiera en un arma política que asuste a las personas al defender sus derechos. Agregó que sin importar cual fuera el trato, el no iba a formar parte de eso.

Snowden dijo además, que los ciudadanos estadounidenses no pueden confiar en la labor de la NSA y que el presidente Barack Obama no ha solucionado los problemas al respecto.

El reguero de pólvora Snowden

Desde que Edward Snowden dio a conocer al mundo los planes y acciones secretas de Estados Unidos, pasó a integrar un podio muy particular junto al polémico Julian Assange.

Su presencia en varios países no generado revolución y discusiones en torno a su papel que lo ha colocado como uno de los hombres más buscados del planeta. La discusión en torno a su figura es si se trata de un traidor o un héroe. ¿Cuál de estos adjetivos lo describe mejor?

Lo cierto es que mirado de cerca puede se acreedor a ambos. Cualquiera que se vuelve contra los intereses de su país, no tiene muchos más calificativos que traidor. Y en este caso, su infidelidad a las acciones de su patria se da en una situación en la que la imagen del gran país del norte está en entredicho.

Pero por otro lado, si consideramos que algunas cuestiones de derechos universales han sido trasgredidos, ¿hasta que punto dicha fidelidad no se vuelve una afrenta y un problemas?

Como una de las cunas del liberalismo, Estados Unidos se ha promocionado como estandarte de la democracia y los derechos universales. Cada estadounidense ha crecido con la seguridad de que está en la tierra de la libertad. Solo que estas cosas la hacen ver como cuna del libertinaje.

Las dualidades con insuficientes para definir a los seres humanos. Y en el caso de Edward Snowden tal vez no describan los aspectos desconocidos de esta historia. Solo el tiempo sabrá definir de qué se trata en verdad.