Clicky

La vida del candidato a presidente Eduardo Campos fue repentinamente truncada ayer, cuando el avión en el que se desplazaba hacia la ciudad de San Pablo y estrelló en medio de condiciones meteorólogas muy adversas. El avión Cessna 560L cayó en una zona residencial, provocando la muerte de todos sus ocupantes.

Eduardo Campos tenía solo 49 años y ocupaba, el tercer lugar en las encuestas. El primer lugar lo encabeza la actual presidente Dilma Rousseff, seguida del social demócrata Aécido Neves. Este era el cuadro planteado para las siguientes elecciones presidenciales que se llevarán a cabo el siguiente 5 de octubre.

De hecho, este candidato se dirigía a estadio de San Pablo para grabar spots promocionales de campaña. Su muerte ha causado una gran impresión en sus adversarios quienes manifestaron un profundo respeto y lamentaron su muerte tan trágica.

Eduardo Campos se había postulado bajo la propuesta renovar la confianza en las cuentas fiscales y de reactivar la economía de la nación. En su estrategia quería canalizar el descontento por el gobierno de izquierda.

Con su ausencia, la popular ambientalista Marina Silva podría tomar su lugar. Esa candidata joven que tiene una buena aceptación por el público, podría cambiar el panorama generando una posible segunda vuelta.

Eduardo Campos era casado y tenía cinco hijos. Venía de una dinastía de políticos y funcionarios públicos, como su abuelo Miguel Arraes. Estudió economía, inició su carrera política en la universidad de Pernambuco.

Lula da Silva expresó que estaba profundamente entristecido por su muerte porque era un gran amigo y compañero. Dijo que a lo largo de toda su vida, Eduardo había luchado por volver a Brasil un país más justo y digno. Afirmó que el cariño, el respeto y la admiración pública, siempre estuvieron         presentes en su convivencia.