Clicky

¡Buen día mis amigos! En el día de hoy traemos para compartirte un tema más que particular, y ya te darás cuenta del porqué te lo digo. Sucede que en el día de la fecha queremos pasar a compartir contigo un tema que nos incumbe a cada una de las personas que habitan en este mundo, ya sean hombre o mujeres, y estamos hablando de los calzados, pero cuidado, no cualquier calzado, sino de aquellos que por algún u otro motivo son algo llamativo con respecto al resto; por este motivo a continuación pasaremos a adjuntarte un imperdible vídeo en donde tendrás la oportunidad especial de descubrir los zapatos más ridículos fabricados por el hombre. ¿Qué, te lo piensas perder? El vídeo, aquí:

¿Y el buen gusto? jajaja… Seamos sinceros entre nosotros, ¿quién se animaría a lucir algunos de los calzados que bien pudimos disfrutar arriba? Seguramente la mayoría respondan que ninguno, y vaya que no es para menos. Desde tiempos memorables siempre existió la frase: “Sobre gustos no hay nada escrito”, y ningún otro mejor ejemplo que el nuestro, para relacionarse con esa frase que tiene mucho de cierto. ¿Quién te puede decir si algo es feo o lindo? ¿Qué es algo “lindo”, y “feo? ¿En comparación a qué, quién? Y así podríamos estar todo el día. El asunto es que estos zapatos existen, por lo que hay alguien que se animó a poner sus pies dentro de ellos.

Cada persona es un mundo, por lo que cada persona piensa de una manera única y posee gustos únicos que puede o no asemejarse al resto. En los zapatos que vimos en el excelente vídeo que te dejamos más arriba, puedes encontrar muchos pares de calzados que una persona con sentido común no los usaría, no solo por lo estético (ya que no todo pasa por la estética) sino también por la incomodidad que estos zapatos significan. Recuerda que el caminar es una función innata de la persona, es el medio de transporte más importante que tenemos, por eso debemos cuidarlo como oro, y usando este tipo de calzado, no lo hacemos, sino todo lo contrario, solamente contribuimos a caminar de mala manera, con los pies dolorosos y además perjudicando de manera significativa a la columna vertebral.

Así que de ahora en más, ten mucho cuidado a la hora de decidir por un calzado, no vaya a ser cosa que con el tiempo, te acuerdes de nosotros.